Impresiones Spec Ops: The Line

Spec Ops The Line

Spec Ops: The Line es un shooter en tercera persona. Nos pone en la piel del capitán Martin Walker, un experimentado Delta Force del ejército americano en Dubái. También nos acompañan dos Deltas Force más; Adams y Lugo. Su misión es la de rescatar al general Konrad, un alto cargo del ejército americano. ¿Qué paso para que este necesite un rescate? Pues hace 6 meses Dubái quedo sepultada bajo una tormenta de arena, quedando incomunicada y con disturbios y revueltas en ella, se cobraron muchas vidas, el equipo del 33 estaba allí como de ayuda después de la tormenta, pero han desaparecido sin rastro. ¡Hasta ahora! una grabación del general Konrad llega a las manos del ejército americano, el cual responde enviando a tres valiosos soldados, los tres protagonistas de la historia. ¿No parece mala historia verdad?

Este juego me lo recomendaron hace mucho, textualmente me dijeron: “este juego te cambiara la vida y los videojuegos tal y como los conoces” (casi lo consigue). En aquellos tiempos, para los juegos potentes solo tenía la PlayStation 3 (También disponible en Pc, Mac y Xbox360), y me daba pereza y dolor comprarme un juego de 70€, un shooter, del que me cansaría en nada (me pasa mucho con los shooters). Así que probé la demo que había en el PlayStation Network, realmente me pareció un juego del montón, un shooter más (equivocadísimo que estaba). Así que una vez acabada la demo la desinstalé y me puse a otra cosa.

Spec Ops: The Line

Cuando me compre un Pc decente, vi que en Steam, estaba de oferta (creo que a 5€) y lo compre sin muchas esperanzas puestas en él. Para empezar ya vi el primer cambio, la calidad gráfica, los detalles, la arena… Todo era superior a PlayStation 3. Así que empecé a jugar, vi que las mecánicas del juego se parecían a Mass Effect; también un shooter en tercera persona, se basa en un sistema de coberturas, le puedes dar órdenes a los compañeros (el salvavidas para todo), y lo que más despunta en todo, lo que hace el juego increíble, la IMPLICACION. Ambos juegos te implican en su historia, te sientes participe en ella y puede que sea su rasgo mejor valorado. Pero en Spec ops: The line, le da una vuelta de tuerca más, lleva la implicación más allá, por ejemplo tenemos la decisión en el juego de: o salvar a un solo rehén con información vital para la misión, o salvar a varios refugiados, solo puedes salvar a uno, pero no acaba ahí, hagas lo que hagas, tus compañeros también tienen sentimientos y opiniones, y distintas entre ellos, si salvas a uno un compañero se enfada contigo y puede provocar cosas en el futuro, pero el otro compañero estará más contento contigo, y viceversa con el otro caso. Todas estas acciones tienen sus consecuencias que deberás pagar su precio tarde o temprano. Como ya he escrito como shooter me parece del montón, en el nivel fácil, los enemigos saltan a la cruceta de apuntar o mueren  por las balas que les pasan cerca, aunque luego se complique más y ya no sea tan fácil. Podemos dar órdenes a nuestros compañeros, como que abatan a un enemigo, que tiren una granada o centrar el fuego en un objetivo.

Spec Ops The Line

El juego tiene un apartado musical muy bueno, y es que pegar tiros sonando rock es algo muy épico. No se lo suficiente de música como para tirarme el pisto diciendo los títulos cogidos de Wikipedia, pero hay canciones MUY conocidas y MUY buenas. Esas músicas están pinchadas por un DJ a través de los altavoces de la ciudad. También hay grabaciones por toda la ciudad, muchas del general Konrad, de ese DJ que era periodista y algún personaje más. Continuando con el apartado sonoro, está completamente doblado al español, bien integrado, solo destacaría que a veces hablan los personajes (en batallas sobretodo) y parece como si el audio no fuera con ello, como si solo abrieran y cerraran la boca, ni fruncen el ceño, gestos con la cara, pero de eso solo me he dado cuenta en algunas batallas.

El juego en si te pide que tomes decisiones más o menos rápido, una mala cobertura, incluso en el nivel fácil lo pagas muy caro, o tardar demasiado en tomar una decisión en una prueba de las que he nombrado antes, también se paga, la tercera opción de no hacer nada también está contemplada, y hará continuar con la historia, la mayoría de las veces. Las batallas son muy destructivas y tienes poca munición, para ahorrar o conseguir balas, deberás cambiar de arma quitándosela a los enemigos abatidos, o romper cristaleras para que se derrumbe arena u otros objetos sobre los enemigos, esas cristaleras, sabrás cuando puedes romperlas por el simple hecho de que está muy claro que los desarrolladores han puesto eso ahí para que lo rompas, de eso no hay duda. Ha veces no hay más remedio que utilizarlo para poder avanzar.

Spec Ops The Line

La historia, es de las que dejan huella, el final es… no encuentro adjetivo posible, por hacer un símil, es una ida de olla tipo juego de tronos (ni boda roja ni nada de ese estilo), no sabes que ha pasado, como ha tenido que girar el guion para tener que comerte tan colosal final. Es épico por que no sé cómo catalogarlo. Según Steam el juego me ha durado 4h, pero para nada me supo a poco, si es cierto que no lo volví a jugarlo, pero pagar lo que pagué, incluso el doble está más que justificado, mucho mejor que el cine. Hay un meme muy adecuado para este final.

Oh my god

Es un juego realmente recomendable, aunque como yo, los shooters no te digan nada pero bien que te pasaste los Bioshock, por ejemplo. Si se te dan mal los shooters siempre puedes jugarlo en fácil (que es fácil de verdad) o jugarlo con alguien, vale la pena verlo.

Me gustaría contar mucho más de la historia, pero es que es muy fácil contar spoilers. Así que aquí lo dejo. Espero que os haya gustado tanto leerlo como a mi escribirlo.

Acerca de Gintoky

De pequeño me caí en una marmita llena de videojuegos y de animes, ahora de mayor aun sufro un sus efectos constantemente, no puedo pensar en otra cosa. Esto no paso en la Galia ni con el Julio Cesar, y si, tengo algún amigo bajo con alas a veces.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario