Análisis Resistance: Fall of Man

Resistance Fall of Man

Resistance vino bajo el brazo junto al lanzamiento de PlayStation 3 en todo el mundo, y se anuncio como un gran vende-consolas, y la verdad es que en aquella época tenia todas las papeletas para serlo. Jugándolo hoy por primera vez, 5 años después de su lanzamiento, creo que es un buen momento para comentarlo sin tener esa imagen que nos querían dar de él.

La historia no es nada del otro mundo aunque realmente, no esta mal, es original. Ha aparecido una plaga de “infectados” y ha arrasado con toda Europa. Vienen en proyectiles, que al aterrizar liberan miles de larvas que se introducen en los cuerpos humanos y los dejan en estado de coma, una vez están dormidos, unas maquinas los recogen y los transportan a centros de conversión donde son transformados en quimeras, los enemigos que nos atacan. La historia se va narrando cada vez que terminamos un “capitulo” en forma de fotogramas explicativos. Durante el juego nos encontraremos documentos que nos darán mas detalles sobre la historia. Aun así muchas veces nos sentiremos perdidos, o que estamos haciendo las cosas por que si y el juego se limita a avanzar y disparar sin ninguna justificación lógica.

Visualmente, ha envejecido mal y sus gráficos son bastante pobres en según que momentos. Recordamos que en 2006 el juego, junto a la consola, ya había salido a la venta en algunos lugares del mundo, y quizá para mi el aspecto grafico ha estado bastante eclipsado por esa pequeña joya titulada Gears of War (del cual por cierto hay bastantes detalles parecidos en la historia, pero que prefiero no desvelar y que si jugáis o habéis probado ambos, os daréis cuenta). Siguiendo con los aspectos técnicos, las ventanas y el agua en algunos momentos son muy cutres y las texturas en general no son nada del otro mundo, pero como digo esto va por momentos porque acercándonos al final del juego, no se si serán alucinaciones mías pero noto todo algo mas detallado, insisto, algo. Aunque realmente esto sea por motivos de optimizo, ya que la primera mitad del juego vemos escenarios abiertos, y ya acercándonos al final son todo bases y entornos cerrados. Aun así, se nota que es un juego entre la generación anterior y la actual, con un poco de optimización bien podría haber salido en la Xbox original. Eso si, no sufre ningún tipo de ralentización y todo es muy fluido. Físicas y animaciones algo mecánicas eso si, y como anécdota graciosa, conforme avanzamos nos encontraremos multitud de soldados muertos en posturas totalmente ridículas e irreales. Eso si, efectos como la nieve que podemos presenciar casi al final del titulo, están bastante logrados, sin duda algo que me impresiono mientras lo jugaba. Los escenarios cumplen, no parecen estar vacíos y hay bastantes elementos en pantalla, pero no destacan por un alto grado de detalle.

Aunque parezca un juego abierto, realmente esta bastante scriptado y debemos seguir un único camino. Tiene toques muy Halo (esa especie de transformadores del Covenant) y Half Lifenses (las barreras en las ciudades, y algunos ambientes que recuerdan a ciudad 17 sobre todo en las estructuras de las quimeras) en algunos momentos y otros muy Call of Duty primeras ediciones. Además, también tiene un regustillo a “Gears of War”, me recuerda mucho a las larvas y sobre todo a sus zonas subterráneas y su maquinaria. Los puntos de control son algo descompensados en ocasiones, y si nos matan toca repetir media pantalla, lo cual puede llegar a desesperar un poco. Lo compensan los tiempos de carga, que son bastante reducidos.

El control responde bien, aunque algunas cosas están por pulir, por ejemplo es muy molesto que con rozar L2, aunque sea lo mas minino, nos agacharemos sin querer y entorpece bastante. Podemos conducir vehículos y no es que la simulación este muy currada, me recuerda a la conducción de coches de la época play 1: X acelerar, cuadrado frenar, R1 disparar. Aunque recordemos que es un FPS y tampoco es necesario meterle marchas al vehículo. Ahí tenemos juegos como Halo o Half Life con una conducción también muy “a su manera”.

La salud consta de bloques, nos irán quitando salud poco a poco y si durante un periodo de tiempo no nos atacan, recuperamos la salud restante del bloque en que nos encontremos. También podemos recuperar todos los bloques cogiendo un “botiquín”. Hay munición por todas partes y la salud tampoco es muy difícil de encontrar.

La inteligencia de los enemigos esta bien, no son muy listos pero no se van a dejar atacar fácilmente, además te irán buscando y no se quedan nunca quietos, y sus disparos en ocasiones son bastante predecibles, ya que van a una velocidad “esquivable”. Nosotros no nos podemos quedar quietos tampoco, si no estaríamos firmando nuestra sentencia de muerte, debemos estar en constante movimiento. Hay ocasiones en las que, ya seamos 2 o 20 soldados en el pelotón, el enemigo únicamente va a por nosotros, pero es que nuestros compañeros son lo mas manco que te puedes echar a la cara. El juego empieza siendo bastante fácil pero hay una curva de dificultad bastante pronunciada. Llegaremos al punto en que tocara repetir una zona varias veces, debido a la avalancha de enemigos que nos llega.

Nathan Hale
La BSO y el doblaje es un intento de ser algo épico, pero se queda en normalita, no destaca ni tiene temas que recordaremos. Los efectos de sonido no están mal, cumplen. Digamos que esta todo en su sitio, es un apartado correcto, aun así el doblaje es bastante cutrillo.

He encontrado algún bug, por ejemplo estas detrás de un muro, te están disparando y te están dando los tiros, y si, hay una pistola que atraviesa los muros pero en esta ocasión no era dicha arma, principalmente porque en ese momento del juego aun ningún enemigo la usa. Además de esto esta el tema de la física de los enemigos muertos, que se tambalean, tiemblan y se quedan en posturas la mar de irreales a la par de graciosas.

En resumen, es el típico juego de lanzamiento que pretende ser un vende consolas pero que realmente no será un must-have, al menos en mi opinión. Sus hermanos son Kameo y Red Steel. Aun así, sin ser ningún juegazo, es entretenido pero es muy repetitivo en ocasiones, y quizás algo largo. A la mitad del juego me empecé a cansar de él y lo estoy acabando por el hecho de jugar a sus secuelas, y ver si realmente aportan alguna mejora, que espero que si. No deja de presentar los mismos errores que tenían los juegos de la pasada generación en algunas ocasiones, como por ejemplo dejar el tema argumental en un segundo plano, con tan poca profundidad, al igual que el tema gráficos, con el tema de las físicas, texturas y animaciones. Como juego para estrenar una consola en su lanzamiento, pues no esta mal. Para jugar hoy en día como es mi caso, pues te puede servir como introducción a la saga, porque no destaca por ser un juego que vaya a pasar a la historia al menos como entrega individual, ya no hablo a nivel de saga.

Resistance Fall of Man Cover

Acerca de SrSolid

Un tipo al que le gusta hacer podcast, jugar a videojuegos y escuchar thrash metal. Ni “pc master race” ni “dirty console peasant”, se lo traga todo. Dice la leyenda que es un hater y que por las noches hace un podcast paralelo llamado Spoiler Factory.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Con el permiso de quién has escrito “xD” al final de una frase?

Deja un comentario